7 claves para mantener relaciones sanas y plenas

Hola a todas!!!Feliz día de la Mujer!!!

Hoy elegí un tema que me apasiona, un tema en el que he trabajado largos años y aún sigo haciéndolo: Las relaciones. Con la pareja, los padres, los hijos, los amigos, el trabajo…

La verdad es que todo el día nos estamos relacionando con muchas personas y hoy quiero compartir algunas ideas que me han ayudado a sentirme mejor con mis relaciones y hacer que estas sean cada vez más sanas y plenas.

1- Acepta. He escuchado infinidad de veces que si! Que aceptamos al otro tal cual es, pero es eso verdaderamente cierto? O a veces esperamos en algún rincón escondido de nuestro corazón que el otro cambie?

Has pensado en alguna de estas frases:

pero si yo no le pido nada solo que cambie una cosita”

yo soy así, el problema lo tiene él/ella”

Si yo lo acepto como es, no sé porque no hace lo mismo conmigo”

Aceptar es dejar de poner el foco en la otra persona y dedicarnos pura y exclusivamente a nuestra propia evolución, dentro y fuera de cualquier relación. Cuando realmente aceptas te sientes en paz. No te tomas nada en forma personal y buscas las palabras más sabias para generar un punto de encuentro. Entiendes que el otro cambia cuando quiere y aunque esto sucediera, tiene su propio proceso y tiempo. No son “nuestros” tiempos, son los de cada persona. Si alguien cercano a ti te habla de sus intenciones de cambio, por favor, ten paciencia, las cosas no salen a la primera.

2- Deja de suponer, de creer en las lecturas de la mente, y de esperar cosas que tú harías y entonces crees que es deber del otro hacerlas también. 

Esto no funciona así. En lugar de suponer, pregunta. Y en lugar de esperar, pide.
3- Haz un pedido efectivo. Para ello es necesario, primero, saber exactamente lo que vas a pedir. No te rebusques, no hables por hablar…No ataques porque tu única respuesta será el contra-ataque. Es una perdida absoluta de tiempo y un desgaste de nuestra energía. Pide de forma amorosa. No con bronca de que no se dio cuenta y no hizo lo que querías que hiciera.

Por ejemplo:
La próxima vez me podes avisar con antelación?
Sé que lo que estas haciendo es con buena intención pero a mi no me sirve, me hace daño, podemos ver qué soluciones hay?

Busca el punto de encuentro, no la razón.
4- Suelta las expectativas. Las expectativas hacen daño. Hacen que esperemos cosas que pueden pasar o no hacerlo nunca.

¡Vive! ¡Vivan! Disfruten, sorpréndanse, den con amor y abran los brazos a la sorpresa.


5- Asegúrate de que el mensaje que estas recibiendo es correcto. Solemos interpretar automáticamente todo lo que nos dicen y en esa interpretación entra en juego nuestro mundo interno, es decir, nosotras. Por lo tanto, pregunta por ejemplo: ¿lo que quieres decirme es esto…?

6- Una misma situación puede comprenderse de maneras diferentes. Por favor, suelta tu necesidad de llevar la razón, puede que la tengas, pero recuerda que la otra persona también cree que la tiene. Entender el punto de vista del otro no significa darle la razón, es simplemente comprender que cada persona entiende el mundo de forma diferente. No emitas juicios. No señales con el dedo. Deja de enfocar en el otro y piensa qué es lo que te está invitando a aprender esta situación.

7- Da siempre lo mejor de ti. Trabaja en tus emociones, perdona, libera las cargas, deja ir el pasado y vuelve al momento presente cada vez que puedas hasta que vivas eternamente en él. Elige personas que te sumen. Pon limites sanos a aquellas personas que te rodean y a las que, por una u otra razón, no puedes hacer desaparecer. 😉 

Todas las relaciones son un magnifico espejo en donde podemos aprender un poco más acerca de nosotras mismas. 

Ama más, abraza más y di más veces te quiero.

Con amor,

Natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.