Dejar de sufrir y tomar acción

toma acción

Hola chicas!   Algunas ya me conocen, para quienes sea la primera vez que me leen quiero contarles cuál es mi visión: Un mundo más feliz, lleno de vidas con sentido. He decidido compartir con otras mujeres lo mismo que yo aprendí: que la vida no tiene que ver con la suerte, la vida es una respuesta a tus pensamientos.

Quiero compartir la hermosa creencia de que tienes la posibilidad de crear una vida diferente, si estas decidida a cambiar tú primero. Estoy aquí, y no es por casualidad, para contarte que tu vida va a cambiar, cuando cambies tu manera de pensar.
El artículo de hoy es especial, lo he titulado «Deja de sufrir». Cuando comencé a leer un Curso de Milagros una de las frases que más me ha impactado ha sido:

» Nadie que sepa realmente quien es, puede sufrir».

Cada vez que la leo, me emociono.
Lo más rápido, cuando uno lee este tipo de cosas es pensar: «puede ser, pero es complicado», «no entiendo», «no puede ser», «no es tan sencillo», «no se puede dejar de sufrir «…
Quiero compartirlas por si lo estas pensando ahora mismo, mientras me lees. Y descubras, como yo, que cuando aparecen ideas diferentes, como la de esta frase, inmediatamente, nuestro ego ofrece resistencias.

Tu pensarás ¿qué es el ego?

Hay muchas definiciones sobre el ego. Para mi, el ego es una apariencia, una imagen. Es lo que creemos ser o lo que nos enseñaron a ser pero que no nos termina de convencer.  Es la parte de nosotras que se identifica con la rutina, se «apega» a las relaciones por miedo a la soledad, es esa parte nuestra que no quiere «caer mal» o que hace todo «lo que se supone que se espera o se debería hacer» para que no aparezca la culpa. El ego se identifica con las cosas materiales porque tiene miedo a perderlas, y sufre por las cosas que no tiene. El ego es quien te recuerda esos objetivos que aun no se cumplieron y te dice que los sueños no se hacen realidad.

La forma en que el ego se expresa es la queja y la preocupación desmedida. Nos muestra más el vaso vacío que el lleno y hace que nos alejemos de la confianza en nosotras mismas y en la vida.

Todo esto sucede porque en el fondo no sabemos quienes somos en realidad, este es el motivo de nuestro mayor sufrimiento. Lo único que sabemos es que algo tiene que cambiar y la poca intuición que nos queda nos grita que tiene que existir otro modo de vivir.

El ego se construye, se aprende y se forma con las ideas que vamos recogiendo de las personas que nos rodean. Esas ideas se transforman en tus creencias, ideas que has dado y das como ciertas y que te ayudan a entender el mundo y a tomar decisiones.
La buena noticia es que las creencias que mucho no te gustan o que no te ayudan a estar mejor, no tienen que ser «para siempre». Las creencias son pensamientos repetidos que con el tiempo se han instalado en tu mente, pero que tu puedes cambiar.

Una de las principales ideas en la que me gustaría invitarte a trabajar hoy, es la creencia que tienes sobre quien eres. Déjame contarte algo que a mi me ha brindado mucho alivio:

«Tú no eres tu profesión, ni tu coche, ni tu historia, ni tu trabajo, ni la relación con tu pareja, ni tus situaciones pasadas, ni tu dolor, ni siquiera tus objetivos…»

Eres especial y única.

Eres una expresión divina de la magia de la vida. Tienes un don, habita en tu interior. Un don capaz de crear la vida que te mereces. Tu esencia es amor incondicional. En tu interior existe un mundo donde todo es posible, un mundo donde no hace falta agradar, un mundo donde la culpa y el dolor no existen.

Puede que te sientas lejos de esta gran verdad, todas nos alejamos al crecer y con la rutina pareciera difícil encontrarla, pero la verdad está ahí, en tu interior, esperándote.

Quiero invitarte a que te olvides de todo, a entrar en el silencio de tu alma, conectar con tu respiración de forma muy consciente y sientas todo el amor que habita dentro de ti.

Ahora mismo, deja que se expanda la energía de tu esencia, mientras continuas leyendo las siguientes palabras:

Todo está bien. Todo es posible. Los momentos no te definen sino la respuesta que ofreces a tus momentos. Eres linda, buena e importante.

Respira conmigo. conecta con tu ser interior, con tu verdadera esencia y comienza a dudar de tu ego, deja que las creencias limitantes salgan a la luz, es la única forma de cambiarlas por otras que te ayuden a empoderarte.

Puedo ayudarte con ello si lo deseas, solicita tu «Sesión gratuita de claridad y enfoque» para que pueda guiarte en que pasos tienes que dar para alcanzar lo que deseas. Entra aquí para rellenar el formulario de acceso.- 

Un abrazo muy grande,

Natalia

Fotos cortesía: http://www.morguefile.com/

Acerca de Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Mentora y Terapeuta experta en desarrollo personal y espiritual. Maestra de Reiki, Esencias florales, Monitora de Meditación y Mindfulness, Master PNL. Creadora del curso completo de crecimiento personal y espiritual "Activa tu Esencia". Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de las creencias limitantes y vivir en plenitud la vida que desean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.