Bajar a tierra. Clematis

Volando voy…volando vengo…. ¿conoces esta canción? 🙂 cuando iba a escribir sobre clematis, me vino esta canción a la cabeza.

¿Eres de esas personas que está casi siempre en el “limbo”? ¿Tienes miles de ideas y no concretas ninguna o muy pocas? ¿Te suele pasar que estas físicamente en un sitio y tu mente en otro?

Clematis es la flor por excelencia para “bajar a tierra”, poner los pies en el suelo y puede ayudarte en todos estos aspectos: Concretar ideas, prestar atención, concentrarte y estar más presente.

 

Esta flor te aporta conexión. Clematis conecta a uno mismo con la realidad dejando de lado las fantasías y los ideales para actuar.

 

Clematis es ideal para:

  • La falta de atención
  • persona que siempre está distraída, “soñando”.
  • Somnolencia
  • Apatía
  • Accidentes por falta de atención.

 

Hoy en día prestar atención es una odisea. La cabeza parece, a veces, una especie de coctelera por donde se pasean muchos pensamientos, tareas pendientes, cosas no resueltas, situaciones que ya pasaron… prestar atención al momento presente, se convierte, en un desafío constante.

Cada tanto tomo estas flores, Clematis, y practico la respiración consciente, de esta forma conecto con la energía de la tierra y traigo mi mente al momento presente, a este momento.

Clematis es una flor que también toman mis hijos que les ayuda a prestar atención en sus procesos de aprendizaje, hacer los deberes y concentrarse.

 

 

 

 

 

 

Vamos tan de prisa, con tantas cosas en la cabeza que nos olvidamos de frenar, detenernos y disfrutar. A veces pareciera que “parar” es sinónimo de “perder el tiempo” pero nada más alejado de la realidad, frenar ayuda a vaciar la mente y nos da la oportunidad de tomar consciencia de nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestra respiración, nuestros pensamientos  y nuestros sentimientos.

“Frenar y bajar a tierra” nos da un respiro, nos aporta oxígeno y renueva nuestras energías.

Intenta, cada día, estar un poco más presente, bajar las revoluciones, poner los pies en el suelo, conectar con tu respiración, con tu cuerpo. Puedes hacerlo durante unos segundos o algunos minutos, una vez o varias veces al día. Acompaña tu intención de “bajar a tierra y estar presente” tomando la flor de Bach Clematis y aprovecha esta acción para reflexionar sobre algunas preguntas:

¿Qué es lo que quiero?

¿Lo que estoy haciendo hoy me conduce hacia el lugar donde quiero estar mañana?

¿Soy la/el protagonista de mi vida o tengo un papel secundario?

¿Estoy pensando en lo que me falta o me siento agradecida/o por lo que tengo?

¿Me siento bien o me siento mal? Si me siento mal ¿qué es exactamente lo que me tiene preocupada/o o angustiada/o?

Permite que las respuestas lleguen a ti, no apresures el proceso. Toda información consciente llega justo en el momento en el que somos capaces de escucharla.

Te envío un abrazo de luz,

Natalia.

 

–Si te gusta mis artículos te animo a compartirlo en las redes sociales–

Acerca de Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Mentora y Terapeuta experta en desarrollo personal y espiritual. Maestra de Reiki, Esencias florales, Monitora de Meditación y Mindfulness, Master PNL. Creadora del curso completo de crecimiento personal y espiritual "Activa tu Esencia". Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de las creencias limitantes y vivir en plenitud la vida que desean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.