Busca en tu interior la respuesta para calmarte

interior

Querida amiga.

¿Sientes que tus relaciones personales son realmente caóticas?

¿Tienes un problema y no sabes como resolverlo?

¿Te cuesta creer en ti misma?

¿Sientes tu experiencia como una carga y no logras sentirte plena y feliz? 

¿Tienes una ilusión o un sueño y no terminas de ponerte en marcha?

A veces pasan estas cosas, verdad? Tenemos problemas, limitaciones, y conflictos y no sabemos muy bien cómo salir o encontrar respuesta. En esta posición es muy fácil caer en la queja que,  aunque en principio actúa como una buena descarga, no cambia en nada lo que nos sucede.

Detrás de la queja aparece la culpa, solemos echar la culpa de todo el mal que nos sucede a los demás, las personas que nos rodean, padres, hijos, pareja, trabajo, personas del trabajo, país… Y esto, aunque «parece aliviarnos», tampoco cambia nada.

La hermosa respuesta que encontré para cambiar mi vida es que el cambio no estaba afuera, en alguna persona o  en un golpe de suerte, el cambio se encontraba dentro de mi misma.

No solemos elegir las ideas que tenemos de cómo tiene que ser una relación, o qué o cómo se hace para cumplir un sueño, tampoco solemos elegir si creemos que los sueños son posibles o no lo son, o cómo responder a una situación dolorosa, tampoco solemos elegir lo que se supone que está bien de lo que no…

No solemos elegir nada de estas cosas, simplemente las vamos aprendiendo. Vamos construyendo nuestra propia forma de comprender el mundo y así vamos creando nuestro propio modelo de él.

Cambiar este modelo o cambiar de paradigma es el gran mensaje que existe detrás de todo lo que hago, porque eso ha sido lo que ha cambiado mi vida, entonces… hoy quiero explicarte, de forma breve, qué significa realmente cambiar de paradigma.

«Paradigma» vendría a ser la forma en que cada uno de nosotros observa, entiende, interpreta y responde al mundo. Dentro de ese paradigma encontramos nuestras creencias, valores, aspiraciones, limitaciones, prioridades… Y todo esto no es igual para todos, dependerá de la familia en la que hayamos crecido, el lugar, la cultura, el país.. Mientras crecemos vamos adquiriendo ideas que se transforman en convicciones, verdades absolutas, con las que aprendemos a comprender la vida, nuestros problemas y a responder a ellos. El problema en este asunto es cuando pensamos que «estas verdades » no se pueden cambiar, creemos que nuestra vida va a ser así para siempre y también tenemos la idea de que así como nosotros entendemos la vida, así la tienen que entender todos.

El mayor descubrimiento de nuestra generación es que el ser humano puede cambiar su vida, cambiando su actitud mental. William James

Sí, has leído muy bien. Lo que has aprendido de niña y que ahora no te sirve para ser feliz, lo puedes cambiar. Tu cerebro está preparado para ello.

Es necesario que te detengas y comiences a revisar las ideas en las que has creído hasta aquí, detectar las que están vencidas y dejarlas ir.

No da lo mismo

No es igual creer que la vida es cuestión de suerte, que creer que tú creas tu realidad. La segunda resulta algo más incómoda pero te acerca a una vida más simple y feliz aunque en principio no puedas apreciarlo.

Crear tu realidad implica colocarte frente a tus problemas y encontrar una forma sana y amorosa de responder a ellos para así resolverlos y seguir avanzando.

Crear tu realidad es abandonar la idea de que los demás cambien o que surja algún milagro que cambie lo que te sucede. El único milagro que existe es cuando te das cuenta de que para que algo en tu vida cambie, tienes que cambiar tú primero.

No es de afuera hacia adentro, es de adentro hacia afuera.

Para crear nuevas experiencias en tu vida y que comiencen a pasar cosas lindas es necesario hacer algunas revisiones y ajustes en «tu paradigma», es preciso detenerte un momento y mirar hacia adentro.

Lo sé a veces es demasiado incómodo,  otras duele demasiado, a veces genera miedo e incertidumbre, y otras veces pensamientos raros, imágenes dolorosas…pero es preciso que permitas que todo ello aparezca, forman parte de ti y están esperando a que les des la orden de que se vayan.

¿Que te parece si preparamos un 2016 incorporando nuevas ideas? 

1.- Despierta. Sé consciente de ti misma y de tu vida. Deja de actuar en piloto automático. Frena. Respira. Y observa.

Pasamos mucho tiempo en la queja y prestando atención a todo lo que nos falta. Esto nos coloca en una frecuencia de muy baja vibración y en una posición de pocas posibilidades.

  • Si tienes un problema. Escribe lo que te ocurre y transformalo en tu desafío. Y pregúntate: ¿Que puedo hacer para resolverlo? ¿Que puedo aprender de todo esto? ¿Para que me esta sucediendo esto, que me esta invitando a hacer la vida?
  • Escribe qué es lo que quieres, lo que te gustaría que ocurriera… y si no lo sabes, tómate el tiempo que necesites hasta que tu creatividad y tus sueños comiencen a despertar. Deja de oír esa voz que dice que no eres capaz.

2.- Cálmate. Esto también pasará. Nada es para siempre. No permitas que tu mente divague, tráela a tu momento presente con amor y descubre qué es lo que puedes aprender de este momento y qué puedes hacer para dar el siguiente paso.

3.- Deja de retener y alimentar pensamientos y sentimientos negativos, ya sabes… esos que bajan tu energía y que hace que pongas tu atención en lo que no es bueno para ti. Libera y suelta todas las ideas y experiencias que te duelen, pertenecen al pasado y lo único que puedes hacer es respetarlas como parte de tu historia y reconocer que gracias a ellas hoy eres una mujer más sabia.

4.- Vuelve a calmarte, serena tu mente y tu interior. Todo está bien. Escucha la meditación que tienes de regalo por pertenecer a esta hermosa tribu.!!

5.- Abraza tu Hoy con amor y acepta.  

6.- Cree en las infinitas posibilidades. Hay soluciones que aun no imaginas pero que existen y están disponibles para ti.

7.- Vuelve otra vez a serenarte. lo conseguirás, estoy segura de ello, lo sé porque yo lo he conseguido y basta que alguien lo logre para comprender que ha dejado de ser imposible.

Comienza a cambiar la forma en que ves tu mundo y tu mundo comenzará a cambiar.

Con mucho amor,

Natalia

Si deseas detectar tus creencias limitantes, liberarlas y crear nuevos pensamientos poderosos que tengan la misma frecuencia de una vida feliz y plena, cuenta conmigo!:  Sesiones de cambio por Skype. Pide tu cita. 

 

Acerca de Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Mentora y Terapeuta experta en desarrollo personal y espiritual. Maestra de Reiki, Esencias florales, Monitora de Meditación y Mindfulness, Master PNL. Creadora del curso completo de crecimiento personal y espiritual "Activa tu Esencia". Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de las creencias limitantes y vivir en plenitud la vida que desean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.