¿Sabes por qué no consigues lo que deseas?

 

 

 

Hola hola !

¿Te has puesto a pensar por qué no logras manifestar tus sueños? ¿Una relación de pareja sana o tal vez más dinero o quizás bajar de peso o encontrar un trabajo?

El motivo por el cual no conseguimos las cosas que deseamos es porque en nuestro interior tenemos unos bloqueos que están impidiendo que lo que deseamos se haga realidad. Y a veces, esos bloqueos son tan intensos que determinan nuestro estilo de vida y nosotros ni siquiera nos damos cuenta de ello.

¿Qué son los bloqueos?

Los bloqueos son la duda, la falta de confianza, la queja continua, la bronca, los miedos, la tristeza, la decepción, estar atentos a lo que falta, a lo que no tenemos, la escasez…

Quizás hayas leído sobre esto y con la mente racional llegas a comprenderlo pero el cuerpo no sigue las ordenes. ¿Te ha pasado? Quieres una cosa, te pones a meditar, intentas aceptar, soltar, enfocar, repites afirmaciones y las cosas siguen igual que ayer.

La razón es que actuamos de forma automática, nos guste o no, con el tiempo hemos creado hábitos insanos que nos conducen a mirar lo que está mal en nuestra vida, a prestar atención a lo que nos falta, a lo que no llega. Y por más intentos que realicemos, allí, en lo más profundo de nuestro ser habitan ellas, las resistencias, los bloqueos y las memorias que limitan, que impiden que encontremos paz, libertad y nuestro poder innato de creación.

La ley de atracción plantea que atraemos lo que somos.

Entonces, ¿Qué somos?

Si yo te preguntara quién eres, me atrevo a decir que me dirías algo similar a lo que yo solía pensar y decir:

Hola! Soy Natalia, tengo 40 años, soy terapeuta, tengo 3 hijos, vivo en tal lugar, me gusta la música, etc, etc…

Pero la realidad de quienes somos se aleja bastante de toda esta historia.

Somos energía. Si, sí energía! no te pido que me creas, simplemente abre tu mente a ideas nuevas y verifica esta información en tu propia experiencia, observando qué sucede.

Todo es energía: nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras palabras y acciones son energía.

Algo que quizás no sepas es que la energía vibra y se mide en diferentes escalas y frecuencias. Las hay Altas y las hay Bajas.

¿Qué quiere decir esto?

Cuando estamos mal por algo, cuando nos quejamos, cuando actuamos como víctimas con pensamientos de ¿Por qué a mi?, cuando alimentamos los miedos, tenemos rabia y no sabemos que hacer con ella, cuando pensamos en todo lo que nos falta,  nuestra frecuencia energética es baja.

Cuando aceptamos nuestra realidad, agradecemos lo que hay en ella, cuando pensamos en lo que sí está bien, en las cosas que nos gustan, cuando hacemos cosas diferentes para que nuestros sueños se hagan realidad,  cuando experimentamos alegría, fe y paz, nuestra frecuencia energética es Alta.

¿Fácil no?

Pero lo cierto es que en el día a día tener esto en cuenta se torna bastante complicado, creo que ni siquiera lo tenemos en cuenta.

Nuestros deseos también son energía y tienen una frecuencia alta porque se supone que al conseguirlos sentiremos mayor felicidad y plenitud, es decir, uno no tiene deseos de cosas que nos van a hacer sentir mal. Si cierras los ojos y visualizas tu proyecto exitoso, tu energía comienza a aumentar porque te ves haciendo y experimentando aquello que deseas para tu vida.

A su vez, la falta de estos deseos,  tiene una frecuencia baja, porque al no tener lo que deseamos nos sentimos mal y esto disminuye notablemente nuestra energía.

Cada vez que sentimos que nos falta algo, detrás hay un deseo implícito. Por ejemplo:

Si me falta dinero, el deseo implícito es «quiero mas dinero»

Si me veo con kilos de mas el deseo implícito es «estar mas delgada»

Si no tengo pareja, el deseo implícito es «quiero tener pareja.»

Dos extremos de una misma fuerza y en el medio: tu punto de atención y de atracción.

Aquello a lo que tu prestes más atención, es dónde pones, sin saberlo, toda tu energía, porque piensas, sientes y haces en relación a lo que le estas prestando atención. Y por consecuencia, es lo que terminarás atrayendo a tu vida. Si piensas en la falta de…, atraerás más falta y grandes maestros que te muestren «ese sentimiento interno de falta o resistencia».

Si, por el contrario, piensas en ti, en quererte, en regalarte momentos de disfrute, en reír, bailar, escuchar música, en estar presente en cada momento, si agradeces y bendices todo lo que eres, haces, ves y tienes, tu energía, inevitablemente, se expandirá, aumentará, y será Alta.

Entonces, hoy no voy a decirte que enfoques en lo que quieres, ni que agradezcas ni te pongas a bailar, aunque si te dan ganas…sería fantástico! Hoy quiero enseñarte a eliminar los bloqueos,  «eso» que aparece cuando no tienes lo que quieres. Esas emociones y pensamientos que hacen que no puedas dejar de quejarte o preocuparte o sentirte mal.

Sería genial que pudieras tener un diario de resistencias, no para enfocar en ellas, ni mucho menos, simplemente para salir del piloto automático y observar en tu día a día, cuando te estas sintiendo mal, qué es lo que dispara la tristeza o el enojo o la culpa, darte cuenta cuándo empiezas a tener pensamientos limitantes, cuándo te sientes enojada, triste y con poca fe.

Esto te va a permitir hacer algo al respecto. Te va a permitir liberarte de los patrones y memorias que se resisten a tu bienestar, detener las reacciones automáticas y soltar los recuerdos del pasado que activan en el presente las mismas emociones de siempre.

Entonces, reflexionemos un momento:

¿Que es exactamente lo que te pasa? ¿Estas enojada porque no tienes pareja? ¿Estas triste? ¿Te sientes sola? ¿Estas pensando en tus deudas? ¿Tu trabajo no te gusta? ¿Te encantaría emprender y no tienes ni idea de cómo se hace eso? ¿Ya eres emprendedora y los clientes no llegan? ¿Te sientes frustrada, sin confianza?

Si en algún momento estas pensando en cosas como estas, entonces, ya sabes! tu energía está bajando!!! El Universo se comunica a través de la energía, por lo tanto, si tu energía es baja, el Universo entiende que es esto lo que quieres en tu vida y te dará más de lo mismo. Es decir, situaciones, personas y resultados de baja energía.

Dos caras de una misma moneda: Deseo o falta. Lo que hay o lo que no hay. Alta o baja energía.

¿Confías en que vas a aumentar tus ingresos o te sientes mal y piensas en tus deudas continuamente?

¿Te amas lo suficiente y te ocupas de ti lo suficiente o estas pensando en que no tienes pareja y lo mal que te sientes por esa razón?

Tus emociones te guían si estas sintonizando con la falta o con lo que deseas. Si te sientes mal es que estas enfocando tu atención en lo que no está bien en tu vida, si te sientes bien, te estas enfocando en lo que sí esta bien y eso traerá como consecuencia natural mucho más.

Entonces, te invito a tomar consciencia de cuando estás bajando tu energía, frenes 5 minutos y elimines tus resistencias para allanar el camino hacia lo que deseas.

Hoy te entrego un audio: Libera el camino hacia tus deseos. Tenlo a mano, escúchalo todo las veces que sea necesario hasta que cada rincón de tu cuerpo capte la información y la convierta en un hábito sano: Cada vez que te sientas mal, el cuerpo sabrá qué hacer para eliminar las barreras internas y equilibrar tu energía.

Con cariño,

Natalia

 

 

 

Acerca de Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Mentora y Terapeuta experta en desarrollo personal y espiritual. Maestra de Reiki, Esencias florales, Monitora de Meditación y Mindfulness, Master PNL. Creadora del curso completo de crecimiento personal y espiritual "Activa tu Esencia". Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de las creencias limitantes y vivir en plenitud la vida que desean.

5 pensamientos en “¿Sabes por qué no consigues lo que deseas?

  1. Lourdes Lozano Lanchas

    Querida Ntatalia, gracias, gracias, por estos textos y vídeos, q nos mandas, que generososa eres…..
    Un sincero abrazo de luz…….Bendiciones….

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.