Feliz Día… y mes, y año y vida:)

Hoy es un día especial, aunque es verdad aquello que dicen de que el día de la mujer debería de ser todos los días, pero también es cierto que, como todo en esta vida, poner un día especial y señalado hace que nuestro foco de atención se dirija a ello únicamente y deje de deambular perdida entre las rutinas cotidianas.

Hoy se conmemora la lucha, la unión, la valentía, la igualdad y siempre pienso que mi mayor granito de arena y contribución es el de ser cada día mejor persona pero no para nadie, sino para mí.
Mirarme al espejo y sentirme en paz, feliz, plena, sabia y sana.

Creo que la vida es un reflejo del amor que nos tenemos.

En uno de mis emails a mis suscriptores pregunté qué problemas tenían o de qué les gustaría que les hablara. En cada respuesta se deja entrever prácticamente lo mismo: lo mucho o poco, que nos queremos y aceptamos a nosotr@s mism@s.

Las respuestas fueron muchas, y los temas rondaron entre las siguientes inquietudes: qué puedo hacer con mi vida, qué hago ahora, no tengo dinero suficiente, a qué puedo dedicarme, cual es mi propósito de vida, mi relación no va bien, no logro enfocarme, me paralizo, comienzo a creer que no puedo, procrastinar …

Como les decía, creo que la vida es un reflejo de lo que ocurre en nuestro interior y una oportunidad para conectar con nuestra mejor parte, esa que no tiene miedos, que se arriesga, que lo intenta, que se levanta, que llora, que ríe, que aprende, que lucha por lo que quiere. Esa parte que entiende que ser responsable es la mejor opción para liderar, para amar, para dejar de buscar culpables y dejar de esperar que sean los otros los que cambien primero.

En una de mis respuestas, contaba la idea de pensar que nuestro único propósito sea el de ser feliz.

¿Qué te parece la idea?

Pensemos juntas en esto… Si somos felices tal vez encontramos nuestro propósito o tal vez no, quizás tengamos más cosas o tal vez menos, quizás podamos reconstruir nuestra pareja o quizás decidamos que es momento de dejarlo… para el caso es lo mismo, total… seremos felices de todas formas.

Ser feliz, para mí, es vivir en paz y coherencia, independientemente de las circunstancias externas. Es una forma de responder a la vida.
Ponerme en el primer lugar, sin sentir culpa, sin miedo al qué dirán, sin desear agradar a nadie, sin necesitar la aprobación de nadie más que la mía.

Por ello es tan importante que, de vez en cuando, por no decir muchas veces, nos detengamos y nos observemos a nosotras mismas y recordemos algunas cosas:

  1. Acéptate y amate, tanto que no te quepa en el pecho. Eres única y valiosa, valiente, diosa, guerrera, amorosa y especial. todo forma parte de ti. Honra tu pasado y disfruta de tu presente.
  2. Tranquila,  todo está bien, todo llega y todo pasa. Existe un orden divino. Haz cosas que te aporten paz, calma y, lentamente, llegará la claridad, sentimientos de satisfacción, plenitud y merecimiento.
  3. Cuando tengas un problema o un pensamiento recurrente, piensa lo siguiente: ¿qué puedo hacer yo ahora con esto? Y hazlo. Insiste. Aprende
  4. Respira de forma consciente, permite que tus vibraciones retomen su equilibrio, encuentra la paz dentro de ti.
  5. Toma hoja y papel. Escribe este título: qué es lo que quiero exactamente. Todos los días siéntate enfrente de este papel y escribe lo que salga, deja que tu interior se exprese sin miedos y sin juicios.
  6. Sé agradecida.
  7. Y por sobre todas las cosas, hagas lo que hagas, hazlo dando lo mejor de ti.

Si aprendes a ser feliz ahora, entrarás en un camino de grandes bendiciones. Confía.

Gracias.
Con amor

Natalia

 



La carta natal representa una foto de los planetas en el momento exacto de tu nacimiento. De ella podemos rescatar información muy valiosa como, por ejemplo, a través de Quirón. la ubicación de Quirón en una carta indica dónde se encuentra la herida del alma. Quirón representa el dolor que llevamos de una vida a otra. Muestra dónde necesitamos sanación y dónde debemos abandonar el sufrimiento. 

Si deseas solicitar tu carta y lectura de tu carta natal, ponte en contacto conmigo 🙂 

Acerca de Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Mentora y Terapeuta experta en desarrollo personal y espiritual. Maestra de Reiki, Esencias florales, Monitora de Meditación y Mindfulness, Master PNL. Creadora del curso completo de crecimiento personal y espiritual "Activa tu Esencia". Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de las creencias limitantes y vivir en plenitud la vida que desean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.