Los siete Chakras. Test y Meditación

Cuando comencé a dar pequeños pasos para producir cambios en mi vida, para encontrar algo de paz en medio del caos, tenía como apoyo diferentes herramientas que mantenían mi mente  “enfocada”.

Mientras me concentraba en el aprendizaje de estas herramientas y de ideas nuevas, iba trabajando mi energía, detectando aquellos pensamientos que no me aportaban paz  y a dirigir mi atención a algo que fuera positivo para mí.
Una de estas ideas nuevas fue aprender a equilibrar mi energía a través del conocimiento de los chakras.

La palabra chakra significa en sánscrito “rueda” o “círculo”, su nombre es muy común en la cultura oriental. Conocer qué son los chakras y para qué sirven te permitirá conectar con tu cuerpo e interior desde otra perspectiva.

Todo es energía, esto es algo que seguro has leído u oído por ahí, y no lo digo yo, lo dicen las personas que se dedican a estudiar este tipo de cuestiones.

Todo es energía,  lo que cambia es la frecuencia vibratoria. Nosotros también somos energía y todo lo que ocurre en nuestro interior también lo es: pensamientos, palabras, emociones, acciones…

Las frecuencias vibratorias se miden con aparatos especiales pero en nosotros mismos es más fácil de comprobar, lo único que necesitamos es tomar conciencia, prestar atención, conectar con nosotros mismos y con nuestro cuerpo para darnos cuenta el tipo de vibración que emitimos.

Cuando las cosas no salen como esperamos, discutimos con nuestras familias o pareja, tenemos un problema en el trabajo o no tenemos trabajo: nos sentimos mal y no tenemos ganas de nada o de muy poco. Esto es indicador de una frecuencia vibratoria baja.

Por el contrario, cuando estamos de vacaciones, por ejemplo, mirando el mar, disfrutando de ese momento, riendo y rodeados de personas que queremos: nos sentimos muy bien, por tanto, nuestra energía es alta y nuestras vibraciones igual.

Los chakras actúan como “gestores” de nuestra energía y el “motor” es nuestra consciencia, nuestra capacidad de conectar con nosotros mismos y con la energía de la fuente Universal. Voy a intentar explicarlo fácil:

Si tengo un problema en casa y conecto con el problema, mi energía bajará. Seguramente entre en un bucle inconsciente de “bajas energías” y no encuentre la solución.  El interruptor que cambia la frecuencia vibratoria es la consciencia, nuestra capacidad de darnos cuenta de lo que está ocurriendo y comenzar a conectar con las soluciones, con la pregunta ¿qué puedo hacer para resolver lo que me pasa?, conectar nuestra verdadera esencia y con una energía que no esté contaminada por la queja ni por las excusas. Esa energía es la energía del Universo, es una energía sagrada, primaria, de muy altas vibraciones. Es una energía que habita en el momento presente y, cuando tomas consciencia, descubres o recuerdas que habita en cada corazón. En tu corazón.

Para conectar con la energía Universal podemos utilizar diferentes técnicas, yo utilizo Reiki, mindfulness, meditación, respiración consciente, ho´oponopono o ejercicios de Un Curso de Milagros, entre otras muchas técnicas y recursos que existen y están a tu disposición. Solo tienes que probar, conocer y descubrir cuál te sirve.

Una vez que conectamos con la energía universal, los chakras o centros energéticos, distribuidos por todo nuestro cuerpo, se encargan de  liberar los bloqueos, sintonizar nuestra frecuencia y equilibrar nuestra energía. Una vez sintonizada, se transforma en energía vital personal y de cada uno. Así viaja hacia los órganos, glándulas y tejidos de todo el cuerpo, los cuales se nutren de ella y la utilizan para mantener sus funciones vitales.

Cuando tenemos algún pensamiento o sentimiento negativo sobre nosotros mismos, los demás o la vida, de forma reiterada y sostenida, también se originan bloqueos que interfieren en el flujo normal de la Energía Vital y esto puede provocar estrés, ansiedad, depresión, irritabilidad, intolerancia, insatisfacción, ira, preocupación desmedida, entre tantos síntomas mentales, emocionales o físicos.

Tenemos 7 chakras principales:

 

 

 

 

 

 

Una de las formas de trabajar nuestro equilibrio interno, sanación y paz es a través de los chakras.

Manteniendo en armonía los siete puntos energéticos principales trabajamos todas las áreas de nuestra vida: emocional, mental, espiritual y física. El funcionamiento perfecto de todos los chakras es sinónimo de paz y salud.

Con cariño,

Natalia


Aquí tienes algunas preguntas fáciles que te pueden orientar para saber cuál de tus centros energéticos necesita más atención: TEST DE CHAKRAS 

Si necesitas ayuda, no dudes en escribirme 🙂

Y Aquí te dejo el enlace a una meditación guiada para equilibrar tus 7 puntos energéticos: https://youtu.be/S1lPz_FUzeg


Cursos on line:

  • Reiki 
  • Mindfulness y Meditación 
  • Autoestima: Activa tu Esencia

Consultas : nataliaignaccolo@gmail.com 


 

Acerca de Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Mentora y Terapeuta experta en desarrollo personal y espiritual. Maestra de Reiki, Esencias florales, Monitora de Meditación y Mindfulness, Master PNL. Creadora del curso completo de crecimiento personal y espiritual "Activa tu Esencia". Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de las creencias limitantes y vivir en plenitud la vida que desean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.