No es ver para creer, sino creer para ver

faro-1

En la película ¿Y tú qué sabes? Cuentan la siguiente historia:

Cuando los barcos capitaneados por Colón llegaron al Caribe los nativos americanos no pudieron verlos. La razón es muy sencilla: no habían visto nada similar con anterioridad. Aunque las naves navegaban cerca de la costa y estaban dentro de su campo de visión, no podían verlas porque no sabían que un artefacto así existiera. Sin embargo, un chamán percibió un fenómeno extraño: de repente se empezaron a formar ondas en el mar. Después de un tiempo observando este hecho, se dio cuenta de que allí estaban las carabelas. Solo cuando el chamán explicó a los demás que allí había unos barcos, todos pudieron verlos.

Este hecho explica perfectamente el concepto de fe.

La idea de que tus pensamientos influyen en tu realidad es una idea que se expande día a día. No da lo mismo pensar que algo es imposible, que pensar en que Sí es posible. 

Si te aferras a la idea de que todo comienza en tu mente y que todo lo que ves en tu realidad comienza a gestarse con tus pensamientos, entonces, dejarás de “esperar” un golpe de suerte y te dispondrás a ponerte en acción. Vigila más de cerca lo que ocurre en tu mente y empieza a hacer cosas diferentes cada día para manifestar los resultados que deseas.

El miedo y la fe son dos energías que crean algo en tu vida, la diferencia es que la fe es la convicción de que algo bueno va a pasarte, y el miedo es la convicción de que algo malo te va a suceder.

Cuando sientes miedo vuelves a lo mismo de siempre, bajas tu energía y disminuyes tus posibilidades. Cuando tienes la certeza de que aquello que deseas ocurrirá, te sientes agradecido, tu energía se expande y las oportunidades comienzan a surgir.

Ejercicio recomendado:

Toma una respiración profundamente

Y visualiza en tu mente lo que deseas que suceda el próximo año 2017

Diseña con lujo de detalles: Dónde estas, qué estas haciendo, con quien te encuentras, qué estas sintiendo, qué ves…

Deja que tu corazón te hable y ve creando las imágenes en tu mente.

Sella con una intención de fe este momento

Respira otra vez profundamente

  • Si lo deseas puedes escribir en un papel lo que ha sucedido, puedes escribirme también para contarme.

Es importante dejar de andar a la deriva y dar una dirección a nuestros pensamientos. Esta visualización puede convertirse en tu faro, en la guía perfecta para dirigir tus pensamientos y acciones.

Elige, cada día, hacer algo y dar pasos en esa dirección. Piensa cada día: ¿Qué puedo hacer hoy para … eso que quiero (sé lo más específica que puedas)?

Permite que el Universo se encargue de cómo y de cuándo sucederá, tu solo debes concentrarte en cada paso. 

Todo sucede en el momento perfecto.

Nunca te detengas más que para tomar aire y nuevo impulso.

Sé perseverante

Concéntrate en lo que haces cada día,  y no en el resultado.

Mantén la fe en ti mismo y en aquello que deseas.

La fe es una cualidad de frecuencia tan elevada que trasciende las leyes inferiores y hace que lo imposible se haga posible. La fe permite que se obren los milagros…

La ley de la fe es la siguiente: si tienes una fe total en un resultado, éste se producirá. Siempre que surjan dudas, estás abriendo una posibilidad al fracaso. Cuando tienes confianza absoluta, implícita y total en lo Divino, sabes que ocurrirá aquello que sea para el mayor bien. La fe elimina los temores.”

Diana Cooper.

Con mucho amor te deseo un año nuevo lleno de lindas experiencias, mejores aprendizajes y sueños manifestados.

Disfruta, ríe, vive, agradece, baila y recuerda a cada instante: Eres una mujer maravillosa!

Natalia

Acerca de Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Mentora y Terapeuta experta en desarrollo personal y espiritual. Maestra de Reiki, Esencias florales, Monitora de Meditación y Mindfulness, Master PNL. Creadora del curso completo de crecimiento personal y espiritual "Activa tu Esencia". Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de las creencias limitantes y vivir en plenitud la vida que desean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.